La capsulera

La primera vez, Carolina Sánchez fue detenida con más de cuarenta cápsulas de cocaína dentro de su cuerpo. Se había empezado a sentir mal, le dolía la panza, transpiraba. Su marido no sabía, sus hijos tampoco. La segunda vez no tragó la droga: la llevó en un paquete.
El 43% de las mujeres presas en Argentina está acusada de delitos relacionados con las drogas. La historia de Carolina es sólo una, pero es una que muestra cuál es el rol de la mayoría de ellas en la cadena del narcotráfico: la más baja, la más vulnerable.