Homofobia

Yo tuve homofobia. No se lo deseo a nadie, ni a mis peores enemigos si los tuviera. Si una mujer le acaricia la mano a otra en el asiento frente a vos te da asco. Te aleja de las personas que querés por el simple hecho de que les gustan otras del mismo sexo. Te hace creer que sólo vos tenés la razón, que el hombre y la mujer están hechos el uno para el otro, que se complementan. No lo decís de esta manera pero pensás que el pene entra en la vagina y así se hacen los bebés. No te entra ninguna posibilidad más. La Iglesia, en la que crees con un gran fundamentalismo, sostiene esa verdad. Entonces ni siquiera entendes qué tenés. No te lo cuestionás.
Hasta que llega tu mejor amiga y te dice que está enamorada de una mujer. Es un corte en la cabeza con una piedra, se te abre y sangra. Recién ahí entendés que estabas enferma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: